MAGIA ENOCHIANA

"Y ví dos ríos de fuego, y la luz del fuego brillaba como el jacinto, y caí sobre mi rostro ante el Señor de los Espíritus.
El ángel Michael, uno de los jefes de los ángeles, me tomó de la mano derecha y me levantó y me llevó donde están todos los secretos, y me enseñó todos los secretos de misericordia, y me enseñó todos los secretos de justicia; y él me enseñó todos los secretos de los extremos del cielo, y todos los depósitos de las estrellas y de todas las luces, por dónde nacen en presencia de los santos."

Libro de Enoch - Cap. LXXI

La gente comenzó a interesarse por la Magia Enochiana en 1912, cuando Aleister Crowley publicó The Equinox, aunque la información era escasa y desordenada. La siguiente referencia al Enochiano disponible al público fue «La Golden Dawn» de Israel Regardie. Esta fue la primera vez que gente ajena a la Orden fue expuesta a la introducción del sistema enochiano de la Orden Hermética de la Golden Dawn. A pesar de ser un trabajo importante, se halla de alguna manera incompleto.

Nadie tiene la seguridad de dónde y cuándo este sistema se originó. Algunos especulan que se originó con los Misterios Egipcios, otros dicen que comenzó aun antes, con los Adeptos de la Atlántida.

Más allá de cuándo haya nacido, el mundo moderno se puso en contacto otra vez con este método gracias a los esfuerzos del Dr. John Dee y el Sr. Edward Kelly el 8 de Marzo de 1581. Entidades angélicas supuestamente se conectaron con Kelly a través de un cristal, mientras Dee documentaba los resultados en sus diarios.

La vasta cantidad de material coleccionada por Dee y Kelly indica que ellos transcribieron un nuevo lenguaje completo con su propia gramática y sintaxis. Los ocultistas han llamado a este idioma "Enochiano" porque el ángel que lo dictó, Ave, se dijo que era el que originalmente le dio las Tablillas a Enoch.
El idioma angélico constituye un verdadero lenguaje, con su sintaxis y gramática propias, de manera que puede traducirse y adaptarse a los idiomas modernos.
El Enochiano representa un absoluto misterio para los estudiosos de las lenguas, pues sus caracteres y lenguaje conforman un auténtico sistema idiomático que puede ser traducido. Sin embargo, no existen referencias hasta hoy día de que este idioma haya sido alguna vez utilizado o hablado por hombre alguno en la historia de la humanidad.

Hasta hoy día poco y nada se sabe sobre el real origen de este sistema, su lenguaje, sus símbolos, y las Tablillas, llamadas, invocaciones, etc. que generan su estudio, investigación y práctica.
De hecho, en lo que respecta a lo esencialmente tradicional de la Orden, poco se informaba acerca de su origen; sólo encontramos una referencia histórica en la Ceremonia del Grado de Adeptus Minor en donde se dice que Christian Rosenkreutz y sus hombres más cercanos transcribieron algunas cosas del Lenguaje Mágico, que es el de las Tablillas Elementales, alrededor del 1400 D.C..
Por lo general, se considera el principio de este sistema a finales del Siglo XVI, mediante el mediumnismo ceremonial de Edward Kelly y el desempeño como escriba y organizador del Dr. John Dee.

Después de la muerte de Dee en 1608, las primeras publicaciones de algunos de sus diarios aparecieron. Fueron publicados por Meric Casaubon en 1659. Estos diarios se mantienen en la Biblioteca Británica (Cotton Appendix XLVI partes Uno y Dos) bajo el título de "A True and Faithful Relation of What Passed for Many Years Between Dr. Dee and Some Spirits". Elias Ashmole, en 1671, fue el siguiente personaje notable en estudiar los diarios de Dee e intentar formular cierta clase de sistema mágico a partir de estos escritos. Luego de la muerte de Ashmole, la mayoría de sus escritos se guardaron en un cofre de madera antes de que fueran literalmente desenterrados y enviados al Museo Británico. Un grupo, encontrado entre los manuscritos del Dr. Thomas Rudd (1583-1656), fue aparentemente adquirido por el hijo de Dee.
A pesar de estar incompletos, los escritos de Rudd llenaron algunos agujeros de los manuscritos originales de Dee, especialmente Los Siete Sellos de la Tabla Sagrada (Harley 6482, Museo Británico).

Los escritos originales en forma de diarios del Dr. John Dee, los cuales resumen el desarrollo del sistema Enochiano, constituyen un conjunto de documentación denominados Sloane 3189-3199, los cuales se encuentran en el Museo Británico. Pero de hecho, al examinar dicha documentación notamos que estos escritos rudimentarios sólo son la base y que guardan una distancia apreciable con lo que se conformó como Sistema de uso de la Orden.
Algunos miembros de la Orden, al investigar a través de diferentes sistemas, han afirmado que Dee y Kelly tuvieron de algún modo acceso a la construcción del Sistema Enochiano cuando estuvieron en Europa Central. Se dice que habían numerosos centros Rosacruces en Alemania, Austria y Bohemia, y que Dee y Kelly fueron recibidos en ellos. Esta puede ser una teoría plausible, pero no dispone de la objetividad necesaria para afirmarla como real.

En realidad no importa cual fue su origen, el Sistema Enochiano representa la realidad de los planos internos. Su valor es indudable, y sólo puede apreciarse en toda su extensión cuando uno se aplica a su estudio y práctica.
Para muchos este sistema es de dominio del plano elemental, es decir que sólo gravita en el plano astral. La realidad es que hay indicios para afirmar que se extienden a los planos superiores de naturaleza espiritual y divina. Pero de cualquier manera, aquí el concepto mágico de los elementos difiere de lo que se conoce por las llamadas filosofías ocultas.


El Sistema de Magia Enochiana de John Dee puede ser clasificado en las siguientes categorías principales:

  • Sigillum Dei Aemeth. El Sello Sagrado.
  • Tabula Sancta. La Sagrada Tabla de las Doce Tribus, la cual fue concebida por Dee y Kelly. Esta contiene siete talismanes diferentes e incluye escritos en enochiano.
  • Liber Scientia Auxilii et Victoria Terrestris. El Libro de la Ciencia, de la Ayuda y de la Victoria. Este trabajo contiene los nombres de los gobernantes de los Treinta Aethyrs, o Aires.
  • Heptarchia Mystica. Este trabajo contiene los nombres, sigilos e invocaciones a los Angeles y espíritus menores de los planetas.
  • Tabla de Nalvage. Esta es una Tabla rodeada por letras colocadas en hileras y columnas.
  • Liber Loagaeth. Alrededor de un centenar de folios enigmáticos. Estos comprenden los Cuatro Atalayas de Fuego, Aire, Agua y Tierra. Los nombres de los gobernantes de los Treinta Aethyrs son encontrados en estas Tablas.
  • Las Cuatro Tablas Elementales.
  • Claves Angelicae. Las Cuarenta y Ocho Llamadas, o Llaves. Seria justo decir que estas son meramente las cabezas visibles de un muy entrincado sistema que todavía no ha sido totalmente explorado.

El lenguaje fue dado en una larga tabla de 49 cuadrados de una pulgada que constituyeron las cuatro Tablillas de Atalayas y la Tablilla de la Unión. Las 48 Llamadas Enochianas fueron derivadas del uso de estas largas Tablillas.
Dee y Kelly tuvieron a su disposición un altamente sofisticado sistema de magia que aparentemente ninguno de los dos comprendió. Permaneció como sólo una colección más de mensajes canalizados en un lenguaje arcaico, documentado en una serie de oscuros manuscritos, hasta que MacGregor Mathers los descubrió en el Museo Británico. El introdujo la Magia Enochiana en el sistema de la Golden Dawn y por primera vez se convirtió en algo más que una teoría y especulación. Esta vasta colección de material se convirtió en la joya que coronó el trabajo de la Orden.


Magia Enochiana en la Golden Dawn

Dentro de la Orden Hermética de la Golden Dawn, los escritos de Dee fueron fuertemente modificados hacia un muy completo sistema de magia. Este sistema incluye rituales ceremoniales así como proyecciones astrales. También incluye un juego de Ajedrez de cuatro manos con la adivinación como un subsistema. Las bases para el Sistema Enochiano de la Golden Dawn fueron las cuatro grandes Atalayas que fueron subdivididas en las cuatro Tablillas Elementales y en una más pequeña llamada la Tablilla de la Unión, que está asociada con el quinto elemento Espíritu.
Dentro de la Orden Interna de la Golden Dawn, en el Grado de Adeptus Minor Zelator, los adeptos son introducidos en otra parte del sistema Enochiano que tiene que ver con los cuatro reyes Elementales, cuyos nombres derivan de las letras que componen el Sello Sagrado Dei Aemeth, el sello principal usado por Dee y Kelly durante sus sesiones de adivinación con el cristal.

En realidad, el Sistema de Magia Enochiana no es exactamente tema de estudio y desarrollo de la Orden Externa, sino que configura la base sistemática de desarrollo y estudio de la Segunda Orden, la R.R. et A.C., aunque el sistema y desarrollo temático de la Primera Orden configuran una preparación por demás amplia para poder acceder al trabajo, estudio y práctica de la Magia Enochiana.

De hecho, el Sistema Enochiano consiste en parte en una amalgama sintética y coherente de todo el trabajo de la Primera Orden, por lo tanto es necesario e imperativo que antes de poder acceder a la Magia Enochiana el estudiante esté familiarizado con todas los temas de estudio de la Golden Dawn. Debe conocer y tener perfectamente incorporadas las atribuciones y correspondencias del Método Geomántico, del Tarot, de la Astrología, Tattvas, etc, de manera que tenga constantemente presente, de manera natural y sin esfuerzo, los nombres, símbolos, ideas y alegorías que a estos métodos respecta. Además, deberá tener un manejo profundo del Alfabeto Hebreo, de sus correspondencias, de la Temurah, el Notariqon y la Gematría, así como del desarrollo de los sistemas, métodos y temarios surgidos de la práctica y estudio del Arbol de la Vida y de la Qabalah en general.
Por otro lado, es de requerimiento necesario e imprescindible el tener bien estudiado y profundizado lo que respecta a los llamados Documentos Z, que son en sí un desarrollo brillante acerca del simbolismo tanto interno como externo de las Ceremonias de la Primera Orden, en especial la del Grado de Neófito, la cual se considera la base fundamental de todo el sistema Ceremonial de la Golden Dawn; esto incluye lo que respecta al estudio de los símbolos y las alegorías del Candidato, del Templo, de las Armas, de los Objetos Ceremoniales, etc.
El estudiante deberá estar perfectamente familiarizado con los pasos rituales, los movimientos en el Templo, las posturas, saludos, signos, palabras, contraseñas, circunvoluciones, etc.. Deberá estar entrenado en el entendimiento y uso de los Rituales Mayores y Menores del Pentagrama y del Hexagrama, en la composición de Hexagramas de un solo trazo, sus modalidades y usos. Tendrá que ser capaz de llevar adelante Ceremonias de Consagración, de Invocación , de Aperturas y Cierres. Deberá conocer sobre formulaciones telesmáticas de imágenes, construcción y desarrollo de sigilos, proyección y viaje astral, así como poseer una buena postura y palabra mágica; por sobre todas las cosas necesitará de un desarrollo de la Conciencia y de la Memoria Mágica.
Una Nota del Documento sobre el Concurso de Fuerzas escrito por el M.´. H.´. Frater D.D.C.F. dice: «Las Tablillas Enochianas requieren en verdad de muchos años de estudio, y pagarán con creces tal gasto de tiempo y de energía.»

Muchos quieren comenzar el estudio del Sistema Enochiano directamente, pues es sorprendente y atrayente, pero debemos informar que puede resultar altamente nocivo para abordarlo de entrada; de hecho, como anteriormente detallamos, se necesita de mucho tiempo de estudio y práctica de otros sistemas para poder poseer la cantidad necesaria de instrucción para penetrar en el mundo Enochiano. Se requiere una carga de prudencia y de cautela para penetrar en este sistema, pues se trata de un método muy poderoso que si se pone en uso de manera descuidada, desprolija e indiscriminada lleva al desastre y la consecuente desintegración espiritual, como en muchos casos ha sucedido.
Se insiste siempre en que primero se deben estudiar los temarios teóricos hasta poder llegar a tener un conocimiento adecuado que permita acceder al complicado mundo de las conexiones y correspondencias que derivan de este sistema.
Un tema especial es el de comprender y saber pronunciar los caracteres de la escritura del Lenguaje Angélico secreto, como se denomina al Enochiano en los Rituales de Grado de la Orden externa.
Se dice que los caracteres Enochianos no son de carácter simple, sino que son en realidad sigilos con una amplia gama de referencias acerca de sigilos geománticos, planetarios, elementales y astrológicos. Además, debemos entender que se corresponde cada carácter Enochiano con un carácter románico.

Los estudiantes de la Golden Dawn son expuestos a las Tablillas de Atalaya en los Rituales iniciáticos de cada uno de los Grados: a la Tablilla de Tierra en el Grado de Zelator; a la Tablilla de Aire en el Grado de Theoricus; a la Tablilla de Agua en el Grado de Practicus; y a la Tablilla de Fuego en el Grado de Philosophus. Ellos memorizan ciertos fundamentos del sistema, pero en realidad ningún ritual Enochiano se realiza en la Orden Externa. El mismo Regardie advirtió en contra de acercarse a un trabajo avanzado si un fundamento sólido. Además, debe agregarse que es de máxima importancia que el estudiante se encuentre equilibrado emocional, mental y físicamente antes de realizar cualquier trabajo mágico. Cuando uno alcanza el Grado 5=6, comienza el trabajo de la Orden Interna, donde el estudio, la investigación, y los rituales Enochianos se convierten en los objetivos principales.

El material Enochiano publicado por Regardie consiste en Las Cuatro Tablillas de los Atalayas, la Tablilla de la Unión, las Llamadas Angélicas y el Ajedrez Enochiano. En realidad esto es el principio y sólo una introducción al sistema. Debemos recordar que cuando Regardie publicó sus cuatro Tomos de «The Golden Dawn» en 1940, había abandonado el Templo Hermes en el Grado de Adeptus Minor Zelator. Lo que está escrito en su libro representa el curso de estudio en ese subgrado y no más. El mismo Regardie se dio cuenta de que no le habían entregado el total del conocimiento de varias divisiones del sistema Enochiano de la Golden Dawn, tales como el Sigillum Dei Aemeth, la Tabula Sancta, el Liber Scientia Auxilii et Victoria Terrestris, la Heptarchia Mystica, la Tabla de Nalvage, las Cuatro Tablillas Elementales, y el Liber Loagaeth.

Estudiar la teoría Enochiana es un intersante y fascinante proceso, reta al intelecto y expande la conciencia del estudiante meramente por la aplicación de la mente. La verdadera belleza del sistema es su eficacia en el desarrollo y evolución del estudiante en todos los niveles (físico, emocional, mental y espiritual) cuando se practica. Toda la magia es efectiva en causar estos cambios, pero ningún sistema se compara con la Magia Enochiana estudiada con la adecuada estabilidad y fundamento.


Heptarchia Mystica Liber Loagaeth Tabla de Nalvage Claves Angelicae

Orden Hermética de la Aurora Dorada (Golden Dawn) - Inicio